jueves, abril 15, 2010

ESTEREOTIPOS EN LA POBREZA. primera parte.

Para el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española se entiende como estereotipo imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable.

Los individuos o grupos pobres en muchas ocasiones son estereotipados por su condición de pobreza, son frecuentes las fraces: “eres pobre por que eres flojo”, “son pobres por que son delincuentes”, “son pobres porque no son inteligentes”, se simplifica el estar pobre.

La pobreza como es sabido es multicausal, o sea que varios factores inciden en ésta. No se puede simplificar el problema, es complejo y es provocado por muchos factores. Las situaciones: culturales, sociales, históricas, económicas, políticas, científicas, técnicas, de infraestructura, de planes y proyectos, han dificultado el acceso a mejores condiciones de vida de un enorme segmento de la población del país, generando en la gran mayoría de los casos el escenario para la pobreza.

Según cifras oficiales de la Secretaria de Desarrollos Social en el años 2009 existen en el país 57.8 millones de pobres, lo que representa el 54% de la población, estos viven con menos de 4 dólares diarios ($53.00), Sin embargo, expertos en la materia consideran que estas cifras no son reales y que el número de pobres es mayor, para el caso que tratamos da lo mismo, el número de pobres es muy alto.

A la condición de pobreza debemos sumarle los estereotipos, prejuicios y racismo de los que son presa, esto se da en mayor medida de forma vertical, o sea, son catalogados o etiquetados por los grupos o individuos con mejores condiciones económicas, sin embargo, también pueden serlo por las personas de su misma condición social.

Este fenómeno también se da en lo que se llaman estereotipos positivos en los cuales por ejemplo una persona pobre piensa que el rico (para ponerlo en términos marxistas el burgués) lo es porque es mejor que él, es más inteligente, trabajador, etc.

Es cierto que muchas personas han podido salir de la condición de pobreza en la que han vivido, gracias a su esfuerzo, su inteligencia, suerte u otro factor, sin embargo en un país como el nuestro las oportunidades de escala en la pirámide social, en la movilidad social, son pocas este fenómeno se da por muchos factores como lo que ya mencione anteriormente.

Podemos decir que los estereotipos en la pobreza conllevan una carga muy importante de estrés, tanto físico como emocional. Que afecta negativamente el desempeño en la vida laboral y social. Estos se encuban desde las edades más tempranas, reforzándose a lo largo de la vida.

DISCRIMINACIÓN PERSONAL Y EL POBRE

Por ejemplo la discriminación por la pobreza: “una persona pobre no puede entrar a cierto lugar por su condición social” este caso sucede en muchos lugares donde el individuo es marginado por su pobreza.

La discriminación a los individuos pobres es muy común en nuestra sociedad, los pobres son discriminados por muchos motivos, por el medio en el que se transportan, la ropa que visiten, el lugar donde viven, los lugares que frecuentan o a donde acuden de vacaciones.

Los jóvenes y los niños suelen ser más abiertos en sus pretensiones de discriminar, podríamos decir que son más francos respecto a los que sus padres piensan, ya que estos buscan matizar o velar, su discriminación hacia los pobres. Los niños pobres son estigmatizados desde edades tempranas lo que repercute en su vida adulta.

No hay comentarios: