viernes, abril 18, 2008

LA LUZ AL FINAL DEL TUNEL

Si existe una palabra que puede definir lo que esta pasando a miles de jóvenes en este momento, esa es la palabra frustración. Las perspectivas del futuro son ensombrecidas por los hechos del presente. Existe la percepción de que las salidas son pocas o nulas, lo que lleva a abandonar las tareas que ahora se realizan sean estas académicas, de trabajo, deportivas. Simplemente no se le encuentra objeto ha la labor realizada.

Es por esto que debemos de cambiar nuestro ángulo de percepción y perfilar las ventajas que tenemos, por un lado tenemos la misma juventud, elemento dinamizador de la vida humana, fuerza creativa que ha llevado a la humanidad a evolucionar cuando las generaciones mayores han dejado caer la antorcha.

Optimismo, esperanza, debemos tener utopías, hay posibilidades de cambiar las cosas solo debemos de buscar en nosotros mismos, en la historia de la humanidad y encontraremos miles de ejemplos en los que las adversidades, humanas y naturales, tejieron redes que se pensarían insalvables, pero sin embargo, la inteligencia, la creatividad, supieron salir avantes.

En los próximos 20 años México tendrá lo que se conoce como bono poblacional, en el cual su población es y será joven en su mayoría, es una oportunidad HISTORICA si este periodo no es aprovechado para preparar jóvenes en las ciencias y tecnologías, en los deportes, en la cultura y el arte, etcétera, estaremos frente ha la mayor crisis histórica de la nación mexicana.

Los jóvenes son rebeldes por naturaleza si las condiciones para el desarrollo no las dan las instituciones creadas para ello, los jóvenes tendrán que modificarlas, algunas de ellas de tajo. Es cuestión de organización, mucha organización, para estar organizados debemos estar informados, el cual se vuelve el principal imperativo de los jóvenes.

No se deben de abandonar las posturas liberales aun cuando se crea que son pocos los que aun las defienden o se perciba que se puede ser aplastado por ser una minoría, lo importante es fundamentar argumentativamente una postura, la cual esta, por supuesto, abierta al dialogo permanente.

Desde cualquier rincón se debe buscar modificar el entorno aun cundo las practicas de usos y costumbres viciadas estén latentes.

1 comentario:

P. Alonzo dijo...

ve mi blog, a lo mejor te gusta.
publicidad m.u.n., peor que el spam. auch!